Limpieza emocional. El minimalismo y los sentimientos

Hace unos días se puso en contacto conmigo Andrea De Abreu para preguntarme si podía escribir en el blog. Me encanta contactar con gente que disfruta hablando de los mismos temas que Tu Propio Destino promueve, así que mi respuesta fue un sí rotundo. Espero que os guste su artículo tanto como a mí! Estoy encantado de contar con tu colaboración 🙂

Ya hemos mencionado antes qué es el minimalismo y cuáles son sus beneficios, pero ¿Qué tal si el minimalismo físico también lo aplicamos al minimalismo sentimental?

Sonara extraño, lo sé. Pero si podemos vivir con solo treinta prendas en nuestro armario, ¿Podríamos vivir con sentimientos de felicidad en vez de ansiedad? Seguro aun siguen sin entenderme. ¿Podríamos vivir más y pensar menos? ¿Podríamos sentir más y cuestionar menos?

Les tengo una respuesta y es muy sencilla, la respuesta está al frente del espejo, y es muy simple. Nos cuestionamos diariamente del ¿Cómo? ¿Por qué? ¿Sí o no? y sencillamente es porque queremos que las cosas nos sucedan en el momento justo, pero sería mucho más sencillo si hacemos una limpieza emocional y pensamos si vale la pena tener esos sentimientos por estas cosas, personas, momentos, etc.

¿Limpieza emocional?

Cuando hablamos de limpieza emocional se trata de quitar esos bloqueos que nosotros mismos nos imponemos por la ansiedad de las cosas. Imaginamos y pensamos cosas que no son verdad y al final nos las creemos tanto que se acaban conviertendo en verdades para nosotros.

Pero la realidad es que todo es parte de muestra mente. Cada persona tiene una realidad distinta. Entonces, apliquemos el minimalismo con los sentimientos, eliminemos ese bloqueo, ansiedad y pensamientos negativos ante cualquier situación que nos da incertidumbre, conectemos nuestra mente con nuestro yo interno y vivamos el presente sin ningún tipo de ansiedad por lo que pueda pasar.

¿Minimalismo y las relaciones?

¿Existirá una relación entre el minimalismo y las relaciones? Pues yo pienso que si, y no solo en relación de pareja, también en relación con los padres, los hermanos, los amigos y sobre todo con uno mismo.

Es tan sencillo abstenerse en el minimalismo físico y tan complicado en las relaciones. Cuando comenzamos una relación a nivel amoroso no vivimos el momento presente como debe ser; nos preocupamos en cómo actuar, cómo decir las cosas, cómo vernos físicamente y si estamos nerviosos, más aun. Pero ¿por qué no nos preocupamos más en vivir el momento presente y disfrutarlo de la mejor manera?

Si discutimos con los amigos, padres, pareja o simplemente nos sentimos frustrados con nosotros mismos y caemos en un vacio emocional, recordamos a cada momento el porqué nos sentimos así, cuando simplemente no debemos caer en ese vacío, solo mantenerte con una serie de emociones y pensamientos que a ti te hagan feliz.

Reto minimalismo emocional

Hace unos dos años probé mantenerme en una escala emocional durante una semana, para probarme a mí misma que podía tener sentimientos y pensamientos sin quejas, sin criticas y sin caer en ese vacío emocional cuando algo no me salía como yo quería. Y funcionó! La constancia y la persistencia es el verdadero secreto de este reto.

Te reto a probarte a ti mismo. Con una semana de constancia y persistencia puedes cambiar tu forma de ver las cosas, de dejar las criticas y las quejas.

Haz el reto con el corazón, por ti y para ti. No te preocupes si fallas, pero apunta en un papel o dónde quieras cada vez que lo hagas.

Quizás al principio te encuentres con que haces demasiadas críticas o quejas durante el día, pero lo importante es darse cuenta de ello y de mejorarlo. Cada vez irás mejorando y al final de la semana una parte de ti habrá cambiado completamente.

 

Facebook
Google+
Twitter
LinkedIn