20 propósitos de año nuevo que cambiarán tu vida para mejor

Siempre que llega un nuevo año sucede lo mismo: hacemos balance del anterior y hay cosas que nos gustaría mejorar. Te propongo 20 propósitos que podrás implementar y que mejorarán tu vida notablemente. Elige los que más necesites y haz que se conviertan en un hábito. Ese es el verdadero secreto para que no caigan en el olvido.

Hábitos que cambiarán tu vida para mejor

  1. Ponerse en forma: Después de las navidades este es el propósito número uno que más escuchas. Todos queremos perder esos kilos de más que nos sobran, pero al final la mayoría de las veces son palabras que se quedan en el aire. Simplemente hay que tener un poco de disciplina, hacer un poco cada día. No es necesario entrenar 2 horas al día. Inicia un nuevo deporte, ve andando a todos los sitios siempre que puedas, sube por las escaleras y no cojas el ascensor, ve al gimnasio si te gusta… hay infinitas posibilidades, pero sólo una regla válida: muévete más!
  2. Comer sano, natural y en la cantidad adecuada: Comemos demasiada cantidad y mal. Prioriza por alimentos naturales: Verduras, fruta, huevos, legumbres, pescado, carne y frutos secos. Olvídate de los azúcares, hidratos simples y grasas trans. No compres comida procesada, invierte un poco más de tiempo, organiza tus comidas y pronto verás resultados. La mejor medicina es una buena alimentación.
  3. Dormir más y mejor: Déjate de pantallas de móviles, tablets, ordenador o televisión al menos 1 hora antes de acostarte. Afecta a la melatonina y hace que duermas menos y peor. Sigue una rutina antes de acostarte. Practica yoga, medita, escucha música o lee un libro. Te despertarás de mejor humor y con más energía.
  4. Controlar las emociones: No puedes evitar sentirlas, pero si controlarlas. Identifícalas, comprende lo que te hace sentir así y pregúntate que es lo peor que te puede pasar. Utiliza la meditación para calmarte y enfréntate a ellas. La primera vez que lo consigas el resto viene de seguido.
  5. No procrastinar y concentrarte en tus tareas: El “para luego” siempre llega tarde. Es por naturaleza, nos cuesta levantarnos del sofá para ponernos a estudiar o realizar algún trabajo pendiente. Pero al final nos tendremos que poner con ello y llegará el estrés. No aplaces tus tareas. Concéntrate sólo en una al mismo tiempo y finalízala hasta pasar a otra.
  6. Viajar más y conocer gente nueva: Nada enriquece más que viajar, conocer gente nuevo y rodearse de una nueva cultura. Te abre horizontes, sales de tu zona de comfort, tienes que apañártelas quizás en un sitio donde no hablen tu idioma. Invierte en viajar.
  7. Estresarte menos: Aprende a combatir el estrés. Si un problema tiene solución no te preocupes, y si no la tiene ya no puedes hacer nada más. ¿De qué te sirve preocuparte y estresarte? Te agota mentalmente y te impide seguir tu rutina con normalidad.
  8. Aprender a ser feliz con tu vida: Es tu vida y la de nadie más. Busca la libertad y no dependas de opiniones ajenas.
  9. Leer más: Un libro te acerca a personas y mentes brillantes de todo el mundo y de otros tiempos. Parece increíble la fuerza que puede tener, todo lo que puedes aprender. No te quedes sólo con novelas, lee libros de economía, autoayuda, filosofía, desarrollo personal…
  10. Deshacerte de las cosas que no usas: Quizás sea un buen momento para hacer un repaso de todo lo que tienes y no le das uso. Deja de acumular y dona tu ropa u objetos a personas que lo necesiten. Si tienes algo de valor incluso puedes venderlo y sacarte un dinerillo extra.
  11. Organiza tu vida: Prioriza tareas. Sabes que siempre tienes mil cosas por hacer que las vas aplazando. Nunca consigues aprender un nuevo idioma, ponerte en forma o ahorrar dinero. Elige las áreas de tu vida que más te importan y planifícate para conseguir eso que aún no has podido.
  12. Ahorrar dinero: Es una fórmula bastante fácil: Gasta menos de lo que ingresas. O reduces tu gasto en ciertos puntos (salir menos, comprar menos ropa…) o buscar la manera de obtener algún ingreso extra de otra fuente.
  13. Pasar más tiempo con gente positiva: Olvídate de pasar tiempo con gente tóxica, que critica o te corta las alas a tus sueños. Eres el promedio de las 5 personas que te rodean, así que elígelas bien. Que te impulsen, te hagan sentir bien y feliz
  14. Aprender un nuevo idioma o habilidad: Un nuevo idioma te abre fronteras: con el inglés podrás conocer gente de casi cualquier parte del mundo y empaparte de su cultura. Es un buen momento para empezar o retomarlo, del mismo modo que alguna otra habilidad como pintar, fotografía o tocar un instrumento.
  15. Despertarte antes y con más ganas: Necesitas cambiar el chip. Si despertarte pronto se te hace un mundo, prepara una buena rutina mañanera. Empieza el día haciendo unos pocos estiramientos, leyendo, meditando, escribiendo o lo que te apetezca. Los primeros días te costará, pero después te irás para cama con ganas de que llegue la mañana.
  16. Convertir tu pasión en trabajo: Es quizás el punto dónde la mayoría de las personas fallan en sus vidas: Te metes en un trabajo que no te gusta por dinero y después no puedes dejarlo. Nunca es tarde para hacer una llamada a tu pasión. Inicia ese blog que siempre quisiste tener, crea tu propio negocio… No digo que lo dejes todo de la noche a la mañana, pero dedícale más tiempo gradualmente y quizás algún día te proporcione suficiente como para que se convierta en tu trabajo
  17. Pasar menos tiempo en las redes sociales y viendo la televisión: Hay actividades que realmente nos hacen perder el tiempo y estas son unas de ellas. Apenas aportan nada positivo y es un tiempo muy valioso que podrías dedicar a otras tareas. Haz la prueba, calcula cuanto tiempo pasas al día de media frente al televisor o en las redes sociales. Te sorprenderás si empiezas a dedicarlo a alguna actividad de más provecho.
  18. Plantar cara a los miedos e inseguridades: Mejora en esos puntos debiles que presentas. Sé valiente para hacerles frente.
  19. Empezar a meditar: Dedica cada día 10 min como mínimo a meditar. Te relaja, mejora tu cerebro, te ayuda a afrontar problemas y te permite ver las cosas con mayor claridad. Sus beneficios son insuperables por casi cualquier otra actividad.
  20. Escribir un poco cada día: Escribe tus pensamientos en papel, deja que fluyan. Quizás un día quieres escribir lo bien que te sientes, lo que has aprendido o lo que te frustra. Despeja tu mente y ve las cosas desde otro punto.
Facebook
Google+
Twitter
LinkedIn